VICTUS

por Administrador

Coloquio de Albert Sánchez Piñol sobre VICTUS

“La obra de Albert García Espuche sobre el Born es una muy buena obra, buenísima. Los grandes libros de historia son aquellos que eliminan prejuicios, imágenes preestablecidas que son falsas. Todos los que son de mi generación saben que cuando íbamos al Bachillerato y nos hablaban de los siglos de la decadencia (de Catalunya) parecía que fuera un plomo o algo así, que desapareciera todo el país y que toda la acción se trasladaba a América y no es así. El Mediterraneo continuó existiendo. Hubo una decadencia cultural, puede que sí, pero económicamente Espuche te explica la vitalidad de Barcelona. A mi esto narrativamente me fue la mar de bien. Te explica que era una ciudad muy frívola y curiosamente esta ciudad tan aparentemente frívola es la que acaba presentando este combate tan feroz por sus libertades. El puerto de Barcelona era las Vegas del siglo XVIII, con un lujo extraordinario. En quince días se ponía de moda una ropa en París y llegaba a las calles de Barcelona en dos semanas. Por ejemplo el fumar era un lujo pero fumaba todo el mundo. La relación de la humanidad con el tabaco realmente ha sufrido unos altibajos notables como lo demuestra que en misa los capellanes fumaban. Tuvo que salir una orden del arzobispado pidiendo que por lo menos cuando repartiesen la ostia entre los feligreses no fumaran, que hacia feo. Era una ciudad muy lúdica y además hipócritamente lúdica, esto lo explica Espuche, estaba plagada de casas de apuestas que abrian las 24 horas del día, aquello era una juerga continua. Con un añadido, que muchos de los que las frecuentaban eran las órdenes religiosas porque aquello daba muchos beneficios. Yo creo que esto influyó un poco en la guerra porque cuando los borbonicos avanzan hacia Barcelona no tenían ninguna prisa por llegar porque creerían que caería enseguida, que era imposible que les plantaran cara. Barcelona no era una ciudad gris, decadente y apagada, esto es un prejuicio que tenemos”

“El gran cronista de la época era Francesc de Castellví, un capitán de la Coronela, la milicia barcelonesa, que cuando cae la ciudad se tiene que exiliar a Viena. Y realmente se te pone la piel de gallina leyendo la obra de su vida porque el hombre en el exilio, sabiendo que lo había perdido todo pero que el había vivido el asedio de Barcelona, escribe la gran obra de su vida y la escribe en castellano, las ‘Narraciones históricas’, y el mismo se hace llamar Francisco de Castellví. Y es que en aquella época la relación con la lengua era otra, nadie creía que el catalán estuviera en peligro o que se tuviera que defender. Era inimaginable que nadie atacara un idioma, lo mismo que era inimaginable que en el asedio de Barcelona se atacaran las casas en lugar de las murallas”

“En el Madrid ocupado por los austriacistas los agentes borbónicos repartían panfltos entre la población para exaltarla en contra de los catalanes -no contra los holandeses, los ingleses o los portugueses, no, contra los catalanes- donde decían cosas como que si ganaban, pondrían alcaldes catalanes en todas las poblaciones importantes de Castilla, que todos los mandos del ejército serían catalanes, que les pondrían unos impuestos esclavizadores y que en Madrid construirían una fortaleza para controlar a la población. Yo no he visto en mi vida una proyección psicológica más grande que esta. Porque es exactamente lo que hacen cuando conquistan Catalunya el 12 de setiembre….. la fortaleza, los impuestos, los alcaldes y tratar al país como territorio ocupado. Las crónicas de la época lo dicen, era una ocupación más cruel que la del duque de Alba en Holanda cien años antes”.

“Lo mires como lo mires 1714 tiene un capital simbólico extraordinario, lo querrían tener todas las comunidades humanas”.

“Hay un revisionismo españolista que es más duro que el nacionalismo catalán esencialista. Porque te dicen que los catalanes luchaban por la unidad de España y se quedan tan anchos, son así de chapuceros…. Y a mi me preocupa, porque a algunos medios de la ultraderecha les esta gustando mucho ‘Victus’ y yo me pregunto que habré hecho mal. Es que se cogen a lo que quieren: ‘Oh, que malo era Casanova!’….. ahora me sabe mal haberlo dejado tan mal (…) o también te dicen, ‘Oh, es que luchaban por el rey de España!”….. lo simplifican y lo tergiversan de una manera muy chapucera. La táctica de este revisionismo siempre hace lo mismo, te cogen un fragmento, lo sacan de contexto y luego te dicen ‘¿lo ves, lo ves como gritaban a favor de España?’ Además es que esto lo sacan de Castellví (un austriacista exiliado) que escribió 5.000 páginas intentando explicar las proezas de los catalanes que luchaban por sus libertades y constituciones. Sacan de contexto una frase de 5.000 páginas y dejan de lado toda la documentación que niega esta hipótesis. Y se quedan tan anchos porque juegan a otra cosa, ellos tienen altavoces y nosotros no, o los tenemos más pequeños”

“Toda esta distinción que hacemos ahora entre la cuestión social y la cuestión nacional en 1714 no era así. La cuestión nacional era la cuestión social y viceversa. Porque eran toda una serie de derechos que favorecían a las clases populares que sabían perfectamente que el régimen borbónico se cargaría como así fue. No es que defendieran unas instituciones medievales anticuadas, esto te lo dicen los revisionistas y es mentira. Claro que eran medievales en su origen pero eran absolutamente modernas y vigentes porque daban todos esos derechos a las clases populares. ¿Para que iban a luchar por un rey que estaba en Viena?”

“En la primera etapa de la guerra, cuando los catalanes entran en Madrid….. bueno, de hecho solo eran cuatro catalanes. Una de las cosas que me llamó la atención al repasar la documentación (histórica) es que prácticamente no había catalanes en los ejércitos profesionales. Me pareció poco patriota pero es que les importaba un pito aquella guerra, porque en una primera fase era una guerra dinástica…. Bueno, las élites catalanas si, como una cosa que después demostrarían durante 300 años, querían ir a Madrid a transformar España, (…) pero fracasan, y el precio del fracaso es que en la ultima fase de la guerra hay una ofensiva que se carga todos los derechos y libertades de los catalanes. Lo que era España en aquel momento no era ni una federación, era una confederación que finaliza el 11 de setiembre de 1714. A partir de ese momento lo que hay es una extensión de Castilla a todos los territorios peninsulares”.

“(El de la Barcelona de 1714) debe ser el único asedio en el que las autoridades consultan en un referéndum a los asediados si querían continuar el asedio o no. (Lo hacen) mediante las parroquias, los confesionarios….. y la gente decidió continuar. Y luego salen los revisionistas otra vez ‘Oh, en realidad no eran democráticos los catalanes del XVIII’….. hombre, ni los catalanes ni nadie, pero en cambio no te dicen que Felipe V y Luis XVI eran dos autócratas locos, eso no te lo dicen nunca”.

“La sociedad catalana de la época estaba muy movilizada, a la mínima te colgaban de las murallas. Las cronicas francesas de la época te lo dicen, ‘detrás de las murallas de Barcelona esta reunida la peor canalla de Europa’, eso y que los catalanes tenían fama de ser una gente muy violenta, muy conflictiva y muy difícil de gestionar… todo esto del oasis catalán es de hace cuatro dias… ricos contra pobres, guerras de las tropas regulares, guerrilleros irregulares, piratas en la costa, bandoleros….. y esto de los miquelets era algo muy multiforme, porque lo mismo podia tratrse de un patriota que de un bandolero a medio camino entre Curro Jiménez y Jessie James”

“Como decía Woody Allen, ‘un nacionalista es alguien que escucha Wagner y le entran ganas de invadir Polonia’. Y nosotros somos los polacos”

“Los historiadores españoles ‘oficiales’ no explican mal lo que paso, pero van muy rápido. Te dicen ‘bueno si, en 1714 eliminaron toda la parte institucional catalana…..siguiente tema, la modernidad’. O te dicen ‘bueno si, fue una lástima que perdierais el autogobierno pero el mundo borbónico os modernizó mucho’ Mentira, fue un atraso. La modernidad en quel moento es lo que defendia la causa catalana. Esto es así, porque los ‘intelectuales’ de la época eran los que tenían el modelo que realmente triunfó, que fue el holandés y el inglés, no el borbónico. Es que además la tesis actual de los historiadores franceses es que lo que hizó Luis XIV fue copiar el modelo de monarca castellano. La idea de monarquia absoluta la coge de Castilla, era imposible que no hubiera este conflicto entre catalanes y castellanos porque era una cuestión, no étnica, sino de filosofía politica. Para resumirlo, los castellanos tenían una frase que lo decia todo: ‘la palabra del rey es ley’. En cambio en Catalunya era exactamente al revés, ellos mismos se quejaban de que para los catalanes ‘el rey lo es in abstracto’“

“Otra cosa que dicen es que era Corona de Aragón, no catalanoaragonesa… por tradición nos ha quedado Corona de Aragón pero es que si yo empiezo a explicar esto (en Victus) nadie va a entender nada porque el gran conflicto a principios del siglo XVIII lo mismo que a principios del XXI no era entre Jaca y Madrid, era entre Barcelona y Madrid, entre estas dos concepciones. Por una cuestión genealógica nos ha quedado Corona de Aragón pero los argoneses –y yo tengo familia aragonesa- no pintaban gran cosa. La iniciativa politica, jurídica, ideológica la tenían Barcelona y Catalunya no Aragón”

“Hoy en dia todavía miras los libros de historia ‘oficiosos’ del Estado español y si que dicen alguna cosa (de 1714) pero pasan de puntillas. La historia nacional de España y la de Francia pueden entrar en contradicción en mil y un episodios pero como son dos poderes que se consideran legítimos el uno al otro no entran en conflicto. En cambio molesta muchísimo todo lo que este en relación con la guerra de sucesión y en particular con 1714. Hay todo un revisionismo histórico que intenta negarlo. Te pueden llegar a decir que aquello eran cosas de cuatro labriegos que defendían unos fueritos municipales, ese es el estilo del discurso”.

“(Que era una guerra de sucesión y no de secesión) es uno de los argumentos más falsos que se llegan a dar. Una guerra que dura 25 años pasa por muchas fases y al principio es verdad que fue una guerra dinástica, de sucesión. Al principio de esta guerra las clases populares catalanas se abstienen, les da igual lo que pase en Madrid, esta muy lejos y más a principios del siglo XVIII. A partir del momento en que las tropas borbonicas entran en Catalunya esta situación cambia radicalmente. Es una obviedad que los catalanes de principios del siglo XVIII no estan luchando por un rey que esta en Viena, están luchando porque consideran que el régimen borbonico arruinara todo un sistema en el que tienen conquistadas muchas libertades”

“Decir que los historiadores catalanes están convirtiendo la guerra de sucesión en una guerra de secesión no es cierto. No hay nadie en la historiografia oficial catalana que te diga que aquello quería ser una guerra independentista porque un nadador que se esta ahogando no piensa en batir los cien metros, piensa en salvarse. Por lo que luchaban los catalanes era por salvar el núcleo de sus libertades y constituciones”

“Todos luchaban por España pero por una España que no tiene absolutamente nada que ver con la actual. Tendríamos que hacer el esfuerzo de entender que el 11 de septiembre, a parte de significar, como ha dicho la historiografia tradicional, el fin de la nación catalana, también supuso el fin de España. Muchos de estos revisionistas te dicen ‘Oh, tanto Villarroel como Casanova invocan la libertad de toda España en la ultima carga de los catalanes” y es verdad, pero de una España que ellos mismos ahora no querrían ver ni en pintura. Porque no es que no fuera una España federal, es que ni siquiera era confederal. Eran entidades totalmente soberanas que tenían en común a un rey y poca cosa mas. No es que los catalanes consideraran a los castellanos como a extranjeros es que consideraban a los aragoneses extranjeros. Esta España también se acaba el 11 de setiembre, lo que viene después ya no es España, es Castilla, porque simplemente lo que hace el régimen borbonico es tabla rasa del sistema jurídico catalán e impone el castellano”

Anuncios