La inmersión (I): Afuera

por Administrador

Artículo de Jordi Graupera publicado en La Vanguardia (10/3/2012)


  1. La lengua vehicular no es un derecho a disposición de los padres, es un instrumento pedagógico al servicio de los alumnos.

  2. La escuela no debe reflejar el mundo, ha de corregir las deficiencias intelectuales que el mundo causa en los estudiantes.

  3. La escuela no debe reflejar ‘el sano bilingüismo de la calle‘ (Soraya Sáenz de Santamaría dixit), como no debe reflejar el sano analfabetismo en matemáticas o historia que hay en la calle.

  4. La vehicularidad del catalán tiene como misión compensar el efecto social de la calle, los medios de comunicación y la presión cultural, no ofrecer el conocimiento gramatical y literario de la lengua, que ya se enseña en clase, como en el caso del castellano.

  5. La inmersión está fracasando en compensar este efecto: muchos jóvenes escolarizados en catalán son incapaces de expresarse en esta lengua.

  6. Las instituciones políticas tienen la obligación de intervenir para evitar que las obsesiones políticas de los padres causen daños en la formación de sus hijos.

  7. Los hijos de los padres que han ganado en los tribunales el derecho a una atención personalizada en castellano, y los de las cientos de familias que ahora lo pedirán, son precisamente los que necesitan más intensidad en la inmersión, no menos.

  8. En un entorno bilingüe es normal que los ciudadanos, sobre todo cuando son pequeños, tengan un conocimiento inferior al que tendrían de cualquiera de las dos lenguas en un ambiente monolingüe.

  9. En un entorno bilingüe es normal que los ciudadanos, sobre todo cuando son pequeños, tengan un cerebro más plástico y flexible que en un ambiente monolingüe, sobre todo de cara a aprender nuevas lenguas y sistemas simbólicos.

  10. Quien no quiera sus pegas y sus ventajas, que no viva en un ambiente bilingüe.

  11. Las lenguas, en todas partes y en todos los momentos de la historia, han sido un instrumento de poder político. En concreto, han sido el instrumento de uniformización y civilización más poderoso.

  12. Como instrumento de uniformización, han servido para acabar con la diversidad cultural, para imponer el poder de unas etnias sobre otras, y para consolidar el poder de los estados y la eficacia de las leyes.

  13. Como instrumento de civilización, han servido para potenciar la comunicación entre individuos, la mejora de la capacidad de raciocinio y la libertad de conciencia.

  14. La lengua española es la lengua más politizada de España porque es la lengua sobre la que se ha construido el Estado y sobre la que descansa la soberanía última.

  15. La lengua catalana es la lengua menos politizada de Cataluña porque es la lengua sobre la que se ha construido una administración regional sin soberanía.

  16. Con el progreso, se ha descubierto que la diversidad es mejor; y se ha hecho compatible con la paz civil.

  17. Menos inmersión es también menos diversidad.

  18. El origen de las sentencias contra la inmersión es la sentencia política del TC contra el estatuto.

  19. La única manera de tener multilingüismo es la independencia.

  20. La única oportunidad que tiene el catalán, también.

Anuncios