El Consejo de Europa contra la inmersión obligatoria

por Administrador

La Voz de Barcelona publicó un artículo en diciembre de 2008 en el que se aseguraba que El Consejo de Europa tumba el modelo de inmersión lingüística obligatoria con motivo del Informe publicado por el Comité de expertos del Consejo de Europa que supervisa la aplicación de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias.

La Carta Europea de las Lenguas Minoritarias o Regionales es un acuerdo ratificado en Estrasburgo el 5 de noviembre de 1992 por los estados miembros del Consejo de Europa (…) Ésta obliga a los mismos a cumplirla, según sus compromisos. Compromisos para la defensa y promoción de todas las lenguas de Europa que carecen de carácter de oficialidad o que aún siendo oficiales en alguno de los firmantes no lo son en otros o aún siendo oficiales en el firmante está en manifiesta debilidad.

El artículo del periódico recogía dos apartados del informe de la UE:

“Punto 218: “La Carta no prevé la enseñanza obligatoria en catalán para todos los alumnos, sino, únicamente, que todos los alumnos reciban educación en catalán si sus padres así lo desean”.

Ciertamente, la Carta no prevé que la inmersión en catalán sea obligatoria, pero que no lo prevea no significa que este en contra. La Carta compremete a los paises que la han firmado a cumplir lo que en ella se dice para impulsar y proteger a sus lenguas minoritarias (no las mayoritarias).

Y el segundo apartado, el punto H de las conclusiones, decía:

“La elaboración de un modelo de “plena inmersión” sumado al modelo bilingüe es el objetivo que todas las comunidades autónomas interesadas deberían tratar de alcanzar con miras a alcanzar gradualmente los compromisos suscritos. Asimismo, existe supuestamente un sistema basado en la impartición de educación fundamentalmente en la lengua cooficial para todos aquellos que lo solicitan, pero este sistema no debe ser obligatorio para todos los niños“.

Si vamos al texto original del informe, lo primero que vemos es que en el texto que recoge el periodico falta un fragmento del parrafo H de las conclusiones

“H. En la mayoría de comunidades autonomas la enseñanza en la lengua cooficial se basa en un modelo bilingüe estructurado.Sin embargo esto no se corresponde con los compromisos elegidos por el gobierno español, que conllevan ofrecer asimismo modelos de enseñanza impartida esencialmente en las lenguas regionales o mnoritarias. La elaboración de un modelo de “plena inmersión” sumado al modelo bilingüe es el objetivo que todas las comunidades autónomas interesadas deberían tratar de alcanzar con miras a alcanzar gradualmente los compromisos suscritos. Asimismo, existe supuestamente un sistema basado en la impartición de educación fundamentalmente en la lengua cooficial para todos aquellos que lo solicitan, pero este sistema no debe ser obligatorio para todos los niños”.

Es decir, la mayoría de las CCAA disponen de un sistema basado en un sistema bilingüe sin inmersión que no se corresponde con los compromisos adquiridos por España al firmar la Carta. Para cumplir con los compromisos adquiridos, además de la oferta bilingüe existente, debería existir la posibilidad de la plena inmersión

Para entender mejor el final del polémico párrafo nos vamos a la versión en ingles del informe de 2008 y vemos que la traducción al castellano es pésima por no decir malintencionada.

“H. In most of the autonomous communities, education in the co-official language is based on a structured bilingual model. However, this does not correspond to the undertakings chosen by Spain, which imply an offer also of models of education given essentially in the regional or minority languages. The development of a “full-inmersion” model on top of the bilingual model is the objective towards which all the autonomous communities concerned should aim with a vie to gradually fulfilling the undertakings entered into. Furthermore, a system based on education essentially in the language is supposed to be available to those who request it but not compulsery for all children

Esto es, “Por otra parte, la existencia de un modelo de inmersión se espera que este disponible (para cumplir con los requisitos de la Carta) para aquellos que lo pidan, pero no de forma obligatoria”. O lo que es lo mismo, la Carta no obliga a que la inmersión sea obligatoria pero no lo prohibe ni cuestiona que lo sea. Es más, la Carta establece que España no se ha comprometido con sistemas bilingües como los que tienen la mayoría de las comunidades autonomas, sino con ofertas de inmersión en la lengua minoritaria.

En octubre de 2012, con motivo de la publicación del informe correspondiente a ese mismo año, el periodico en cuestión volvió a publicar un artículo con el título: Nuevo varapalo del Consejo de Europa a la inmersión obligatoria en catalán en el que volvía a incidir en los mismos apartados del informe de 2008 y añadía dos de 2012

El primer párrafo:

“39. Under Part III, Spain has opted for the highest level of protection, namely to offer education in the regional or minority language. This means that a large majority of the subjects are to be taught through the medium of the regional or minority language in question. At the same time, the Committee of Experts reiterates its viewpoint that the relevant undertakings do not necessarily imply that this type of education is compulsory for all pupils, nor that 100% of all subjects need to be in that language“.

El periodico lo traduce como:

“El Comité de Expertos reitera su punto de vista en el sentido de que los compromisos en cuestión [en materia educativa] no implican necesariamente que este tipo de educación [en la lengua minoritaria] sea obligatoria para todos los alumnos, no el 100% de todas las asignaturas han de ser en esa lengua

En lugar de traducir el párrafo entero y hacerlo como es debido:

“En la Parte III, España ha optado por el más alto nivel de protección, es decir, ofrecer una educación en la lengua regional o minoritaria. Esto significa que una gran mayoría de los sujetos han de ser enseñados mediante la lengua regional o minoritaria. Al mismo tiempo, el Comité de Expertos reitera su punto de vista de que los compromisos en cuestión no implican necesariamente que ese tipo de educación sea obligatoria para todos los alumnos, ni tampoco que sea necesario que el 100% de todas las asignaturas sea en ese idioma

Es decir, como en 2008, el Comité de expertos reitera que cumplir con los compromisos no necesariamente implica (do not necessarily imply) que la inmersión tenga que ser obligatoria ni que el 100% de las asignaturas necesiten ser (need to be) en la lengua minoritaria para cumplir con la Carta, (no cuestiona su obligatoriedad)

Y el segundo párrafo que cita el periódico viene a propósito de la decisión del Tribunal Constitucional -el informe la comenta en el apartado 256- de declarar inconstitucional el “uso preferente” del catalán en la enseñanza en su sentencia del Estatuto y considerarlo de uso normal (o usual) sin excluir al castellano.

“257. The Committee of Experts understands this decision to mean that the education in Catalonia in Catalan is offered and available and that parents are free to decide whether they want their children to take advantage of that offer or instead to have their children educated in Castilian only: education is therefore not to be offered only in Catalan in a compulsory manner for all pupils, but Castilian can also be used as language of teaching. The Committee of Experts finds that this interpretation is not contrary to the obligations assumed by Spain under Article 8 paragraph 1.i) of the Charter”.

“257. El Comité de Expertos entiende esta decisión significa que la educación en Cataluña en catalán es ofrecida y esta disponible y que los padres son libres de decidir si quieren que sus hijos se aprovechen de esa oferta o, en su lugar, que sus hijos sean educados solo en castellano: la educación, por lo tanto no se tiene que ofrecer sólo en catalán de manera obligatoria para todos los alumnos, el castellano también puede ser utilizado como lengua de enseñanza. La Comisión de Expertos considera que esta interpretación no es contraria a las obligaciones asumidas por España en virtud del artículo 8, párrafo 1.i) de la Carta”.

Es decir, el Comité interpreta que el Tribunal Constitucional establece que la inmersion no debe ser obligatoria, que los padres tienen libertad de escoger si sus hijos estudian con el castellano como lengua vehicular y se limita a concluir que la sentencia del Constitucional no es contraria a los compromisos de España con la Carta de las lenguas minorirtarias, pero en ningún caso dice que apoye la sentencia

Por si no bastara con estas reflexiones para ver hasta donde llegan las manipulaciones y las tergiversaciones nonacionalistas, se puede consultar el informe explicativo de la Carta que da el Consejo Europeo sobre su aplicación y ver que las medidas que se plantean son de mínimos.

“16. Por ultimo, cabe señalar que algunos Estados miembros del Consejo de Europa ya aplican políticas cuyo alcance es mayor que el de algunos requisitos de la carta. No se pretende en absoluto que las disposiciones de la carta desvirtúen su derecho a proceder de este modo

Que el castellano no se use como lengua vehicular no significa que este prohibido, como asegura el periódico, eso es lo que quisieran algunos para justificar el imaginario que han creado. En cuanto a la reacción de satisfacción del portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, a la que hace referencia el periódico, quizá se sorprendieran porque no terminaron de hojear las conclusiones del informe:

J. Catalan en Cataluña. En Cataluña el catalán sigue disfrutando de un excelente apoyo de las autoridades regionales y locales y por lo tanto la mayoría de los compromisos en virtud de la Carta se cumplen de una manera encomiable.

N. Valenciano En el campo de la educación, la oferta de la educación media en valenciano no es suficiente, incluida la formación profesional, y la continuidad entre la educación primaria y secundaria está en necesidad de mejora

M. Catalán en las Islas Baleares En términos generales, la Comisión de Expertos observa un aumento de la cooperación con Cataluña en beneficio del catalán. Sin embargo, en el campo de la educación media la oferta en catalán no responde a los compromisos adoptados en virtud de la Carta.

Un sistema opcional como el que plantean algunos quizá tendría sentido en Catalunya si fuera un país como Suecia o Finlandia y el castellano fuera lengua minoritaria, pero no lo tiene formando parte de España y siendo el catalán la lengua minoritaria. A la vista esta en el informe del Consejo de Europa que en Valencia no obtienen los buenos resultados que se obtienen en Catalunya. Resulta lamentable que se utilice de una forma tan torticera la Carta de las lenguas minoritarias para atacar la política lingüística que se han dado los catalanes, cuando es algo que obliga a España con el catalán y no a Catalunya con el castellano.

En cuanto a la sentencia del Constitucional, no se entiende que el Comité interprete que los padres de los alumnos han de poder escoger la lengua vehicular en la que quieren que estudien sus hijos, cuando la sentencia en ningún momento habla de los padres de los alumnos.

Anuncios